Resolver el desafío planteado por el plástico es un viaje en el que todos estamos juntos. En BASF, ya hemos dado pasos de gigante.
Mira el vídeo (YouTube)
Resolver el desafío planteado por el plástico es un viaje en el que todos estamos juntos. En BASF, ya hemos dado pasos de gigante. Mira el vídeo (YouTube)
Los plásticos son una parte esencial de la vida moderna. Están presentes en los colchones en los que dormimos y en muchas de las sillas sobre las que nos sentamos. Y en la ropa de deporte. Los utilizamos en nuestros dispositivos digitales. Contribuyen a aislar nuestras casas del frío. Y tienen miles de aplicaciones médicas que ayudan a salvar vidas todos los días. Sin embargo, los plásticos presentan grandes desafíos. Proceden principalmente del petróleo, un recurso natural limitado y una gran cantidad aún termina en vertederos. Los residuos plásticos son todo un reto para el medioambiente.
El objetivo final es una economía circular en la que se protejan los recursos, se minimicen los residuos plásticos y se utilice el plástico de forma sostenible allí donde aporta un valor indiscutible. Para lograrlo, la innovación será crucial: nuevas formas de pensar, nuevas formas de actuar. Únete a nosotros para descubrir cómo trabajamos con nuestros socios para innovar y mejorar la forma en la que se fabrican, se usan y se reciclan los plásticos. Así, avanzamos hacia el objetivo de la circularidad.
El proceso de fabricación de los plásticos es clave: desde el diseño de los productos hasta la elección de las materias primas o el proceso de producción en sí

Ayudamos a las empresas para que tengan en cuenta todo el ciclo de vida de un producto, no solo la manera en la que se desecha. Estamos desarrollando plásticos y aditivos de alta calidad y alto rendimiento que prolongan la vida útil de los productos. A partir de 2025, utilizaremos 250.000 toneladas métricas de materias primas recicladas y procedentes de residuos en nuestras plantas de producción Estas sustituirán. los recursos procedentes del petróleo y mejorarán la eficiencia de la fabricación. Nuestro objetivo es lograr una producción neutra de CO₂ para nuestros productos, incluidos los plásticos, para 2050.
El proceso de fabricación de los plásticos es clave: desde el diseño de los productos hasta la elección de las materias primas o el proceso de producción en sí

Ayudamos a las empresas para que tengan en cuenta todo el ciclo de vida de un producto, no solo la manera en la que se desecha. Estamos desarrollando plásticos y aditivos de alta calidad y alto rendimiento que prolongan la vida útil de los productos. A partir de 2025, utilizaremos 250.000 toneladas métricas de materias primas recicladas y procedentes de residuos en nuestras plantas de producción Estas sustituirán. los recursos procedentes del petróleo y mejorarán la eficiencia de la fabricación. Nuestro objetivo es lograr una producción neutra de CO₂ para nuestros productos, incluidos los plásticos, para 2050.
Cambiar la manera en la que utilizamos y reutilizamos el plástico puede contribuir a reducir su uso. Pero también puede ayudarnos a usarlo mejor.

Actualmente, los plásticos se han convertido a nivel mundial en uno de los temas más controvertidos. La comunidad global es más reflexiva que nunca sobre el cómo y el por qué se utilizan los plásticos. Hay que encontrar nuevas formas de gestionar los desafíos en torno al uso y reutilización de plásticos, sin ignorar sus beneficios para la protección del clima y para la sociedad. Esto es: concretar nuestras necesidades y cambiar nuestros hábitos en consecuencia.
Cambiar la manera en la que utilizamos y reutilizamos el plástico puede contribuir a reducir su uso. Pero también puede ayudarnos a usarlo mejor.

Actualmente, los plásticos se han convertido a nivel mundial en uno de los temas más controvertidos. La comunidad global es más reflexiva que nunca sobre el cómo y el por qué se utilizan los plásticos. Hay que encontrar nuevas formas de gestionar los desafíos en torno al uso y reutilización de plásticos, sin ignorar sus beneficios para la protección del clima y para la sociedad. Esto es: concretar nuestras necesidades y cambiar nuestros hábitos en consecuencia.
El principal problema del plástico aparece al final de su vida útil

Hay que buscar un lugar al plástico que no sea el medio natural. Muchas de nuestras innovaciones abordan esta cuestión. Si bien es cierto que no podemos reciclar todos los plásticos, hay algunos que se pueden reutilizar en la fabricación de otros. Investigamos para mejorar la eficacia de las plantas de clasificación de plástico a fin de poder reciclar una mayor cantidad de material. Son numerosas las iniciativas que se están llevando a cabo en todo el mundo para la recogida de residuos plásticos. Los plásticos compostables son toda una revolución técnica en el sector.
El principal problema del plástico aparece al final de su vida útil

Hay que buscar un lugar al plástico que no sea el medio natural. Muchas de nuestras innovaciones abordan esta cuestión. Si bien es cierto que no podemos reciclar todos los plásticos, hay algunos que se pueden reutilizar en la fabricación de otros. Investigamos para mejorar la eficacia de las plantas de clasificación de plástico a fin de poder reciclar una mayor cantidad de material. Son numerosas las iniciativas que se están llevando a cabo en todo el mundo para la recogida de residuos plásticos. Los plásticos compostables son toda una revolución técnica en el sector.
Los paneles de aislamiento de los edificios suelen fabricarse con combustibles fósiles, pero hay una alternativa.

Neopor® Biomass Balance (BMB) es un aislamiento cuya fabricación ayuda a preservar los recursos del planeta.

¿Cómo? En lugar de utilizar combustibles fósiles para obtener las materias primas, utilizamos energías renovables como el biogás o la biogasolina procedentes de residuos orgánicos no utilizados.

Neopor® BMB es un aislamiento con certificado independiente, de bajo contenido en carbono, reciclable y muy eficaz; permite reducir las emisiones de CO₂ en un 80 % con respecto a los sistemas de calefacción.

Sabías que… si se construyeran 100 casas con Neopor® BMB, al cabo de seis años se conseguiría reducir las emisiones de CO₂ el equivalente al CO₂ absorbido por un bosque del tamaño de un campo de fútbol.
Los productos suelen usar plástico en sus embalajes, un material que normalmente termina en los vertederos. Trabajamos con empeño para ayudar a las empresas a encontrar alternativas.

También estamos desarrollando nuevos materiales para los embalajes totalmente reciclables.

Es el caso Stanley Black & Decker, un fabricante de herramientas.

Quieren que el embalaje de sus productos sea totalmente reciclable, reutilizable o compostable en 2025. Un objetivo admirable para el que cuentan con todo el apoyo de BASF.

Stanley Black & Decker es solo una de las empresas con las que colaboramos para ayudarles a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.
Hoy en día, los neumáticos usados suelen terminar en la incineradora, a pesar de ser un recurso muy valioso. ¿No deberíamos buscar un uso alternativo?

Con la ayuda del reciclaje químico, los neumáticos usados se pueden convertir en materias primas de alta calidad para la fabricación de nuevos tejidos para ropa.

Los neumáticos usados se procesan para producir aceite de pirólisis. Este material se combina con recursos fósiles para producir Ultramid® Ccycled, lo que reduce la huella de CO₂ a la mitad en comparación con las poliamidas convencionales.

La empresa de ropa VAUDE está utilizando Ultramid Ccycled como base para una línea de pantalones de deporte que se podrá encontrar en las tiendas en 2022.
Dado el gran número de dosis de la vacuna contra la COVID-19 que se están transportando, es crucial reducir al máximo las emisiones.

Esa es una de las razones por las que se ha seleccionado el embalaje de poliestireno expandido Styropor® Biomass Balance (BMB). A diferencia de los materiales de embalaje convencionales, Styropor® BMB está fabricado con recursos renovables en lugar de materias primas fósiles.

Styropor® conserva las vacunas a una temperatura estable que oscila entre los –20 y los –70 °C durante el transporte, y entre los +2 y los +8 °C en los centros de vacunación.

También posee unas excelentes propiedades de absorción de golpes para proteger las vacunas frente a cualquier impacto físico.

Junto con nuestros socios, estamos distribuyendo lo que el mundo necesita. Y lo estamos haciendo con una huella de carbono menor y de la manera más segura posible.
Si tienes la posibilidad de diseñar un coche más ligero, hazlo: consumirá menos combustible.

Esto es especialmente importante si el coche va a funcionar con gasolina o diésel, ya que, al reducir el consumo de combustible, se reducen las emisiones.

Es el caso del Toyota Sienna. La tercera fila de asientos solía fabricarse con 15 componentes diferentes hechos de acero.

Ahora, Toyota utiliza Ultramid®, una poliamida de alto rendimiento reforzada con fibras de vidrio largas.

Gracias a este material, los asientos de este Toyota son un 30% más ligeros.

Con Ultramid®, Toyota ha conseguido ahorrar también un 15% en los costes en comparación con los asientos de acero.
La cámara de aire de Aerothan® constituye una importante innovación notable que conquistará el mundo del ciclismo.

BASF ha trabajado con ingenieros de la marca especializada en neumáticos para bicicletas Schwalbe a fin de diseñar una cámara de aire de gama alta 100 % reciclable, a diferencia de las cámaras de goma convencionales.

La cámara se puede reciclar por completo porque está fabricada íntegramente con Elastollano® de BASF, un poliuretano termoplástico especialmente desarrollado para obtener el máximo rendimiento.

Las cámaras de Aerothan® también tienen otras propiedades potentes, lo que las vuelve ideales para ciclistas de carretera, de montaña o polivalentes.

A pesar de ser un 40 % más ligeras que las cámaras de goma ligeras comparables, ofrecen una excelente protección contra pinchazos.

Permanecen estables incluso con poca presión, lo que las vuelve menos susceptibles a pinchazos tipo "explosión" (algo especialmente interesante durante los descensos).

Por último, ofrecen una resistencia mínima a la rodadura. En otras palabras, ¡Aerothan® te permite ir más rápido!
Aumentar la durabilidad del plástico es otra respuesta al reto que plantea este material.

Veamos ahora el ejemplo de los agricultores, que necesitan films de plástico para las cubiertas de invernaderos y politúneles.

El uso de Tinuvin® NOR® permite aumentar su vida útil. Se trata de un aditivo que ayuda a reducir los residuos plásticos, ya que aumenta la durabilidad.

El aditivo (certificado para su uso en la agricultura orgánica) protege los plásticos agrícolas contra el calor y la luz solar intensa.

También es un estabilizador de luz que contribuye a que las plantas reciban el tipo adecuado de luz.

Tinuvin NOR ayuda a conservar una temperatura y una humedad constantes, y crea las condiciones idóneas para los insectos polinizadores.

En definitiva, Tinuvin NOR es una solución eficaz que reduce los residuos plásticos y ayuda a producir alimentos de mayor calidad durante cualquier época del año.
Hace un tiempo, hablar de plásticos compostables era algo inimaginable, pura ciencia ficción. Hoy, gracias a soluciones como ecovio® de BASF, estamos ante una realidad científica.

Ecovio® es un material compostable certificado que funciona igual que el plástico convencional.

Por ejemplo, ecovio® se puede utilizar en recipientes de comida para llevar alimentos calientes o aceitosos.

Al recubrirse con ecovio®, los recipientes y los vasos de papel pueden soportar temperaturas de hasta 100 °C.

Ele.me, la plataforma de reparto de comida online de AliBaba, puso a prueba ecovio® con envases de cartón para alimentos y bebidas en el Taobao Maker Festival de Hangzhou (China), y el material superó el reto con éxito.

Ha llegado, incluso, a superar el reto con comida china hirviendo.
Para reciclar más eficazmente, necesitas clasificar los residuos correctamente.

Sin embargo, clasificar diversos tipos de plásticos para el reciclaje tradicional puede ser una tarea compleja que requiere mucho tiempo y que, en ocasiones, se vuelve prácticamente imposible.

Ahí es donde interviene trinamiX.

Gracias a trinamiX, los plásticos se pueden distinguir in situ y en cuestión de segundos mediante un dispositivo portátil.

trinamiX es una solución de espectroscopia de infrarrojo cercano (NIR) portátil que combina el análisis de datos inteligentes con una solución conectada en la nube para mostrar los resultados en el smartphone del usuario.

Es fiable, rápida y fácil de usar.

Pero no termina ahí. Con la solución de trinamiX, las empresas de procesamiento de plásticos pueden determinar durante la fase de diseño de un producto si un determinado tipo de plástico puede clasificarse fácilmente (y, por tanto, reciclarse) al final de la vida útil de un producto, lo que permite integrar el reciclaje en el diseño.

Así, trinamiX contribuye a mejorar la sostenibilidad a lo largo de todo el ciclo de vida del plástico, y no solo al final.
Algunos plásticos no se pueden reciclar de la manera "mecánica" tradicional. Y no estábamos dispuestos a aceptar que acabarían sin remedio en la incineradora o en el vertedero.

Así que pusimos en marcha un proyecto para encontrar nuevas formas de reciclar dichos plásticos. Se llama ChemCycling™. En colaboración con nuestross socios, los residuos plásticos se reciclan químicamente y se convierten en la materia prima original: aceite. Este material, que recibe el nombre de aceite de pirólisis, se convierte en una materia prima que se combina con otras para producir plásticos nuevos.

ChemCycling está abriendo nuevas oportunidades en el reciclaje de los residuos plásticos. Permite fabricar productos con las mismas propiedades que los fabricados con combustibles fósiles, lo cual ayuda a preservar los recursos de la tierra.

Proporciona un nuevo método de reciclaje que se suma al reciclaje mecánico tradicional. Y permite reciclar los residuos plásticos que, de otro modo, acabarían en la incineradora o en el vertedero.
En Lagos, Nigeria, la mayoría de los residuos plásticos terminan en las calles o en el océano. En el proyecto “Waste to Chemicals”, BASF Nigeria trabaja junto con emprendedores sociales locales que recolectan los residuos plásticos que luego se reciclan químicamente en aceite de pirólisis.
Los residuos plásticos constituyen una enorme preocupación mundial. Sin embargo, ninguna organización puede ocuparse de ellos por sí sola.

Por eso BASF cofundó la Alliance to End Plastic Waste (AEPW) en enero de 2019.

La AEPW reúne a 55 empresas diferentes. Cubre todos los aspectos de los plásticos, desde las materias primas hasta la fabricación y desde la venta minorista hasta la gestión de residuos.

Los miembros se han comprometido a invertir 1,5 mil millones de dólares antes de 2023 para contribuir a minimizar y gestionar los residuos plásticos, a fin de mantenerlos fuera de nuestro medio ambiente.

La AEPW se centra en cuatro áreas. La primera es la infraestructura: cómo recogemos y gestionamos los residuos. Otra es la innovación: encontrar nuevas formas de minimizar los residuos y reciclar o los recuperar plásticos "al final de su vida útil".

La tercera área de la AEPW es la educación: movilizar la acción de los gobiernos, las empresas y otros actores. Y la cuarta es la limpieza de las áreas donde se concentran los residuos plásticos.